Carrusel (8) Cartujo no soy


Desde que me conozco,
nunca me propuse silencio,
ni meditar de lo divino,
ni tampoco de lo terreno,
pero apesadumbrado ando,
por una opción que para mí tengo
hacer voto, casi de castidad oral,
o en la prosa o en el verso,
 y dejarlo solo ahí,
porque, a la física del cuerpo,
aun siendo yo…, ni me atrevo,
que, si me privo de la que más me gusta,
seria castigo que entiendo excelso.
Pero ando pensando en eso del silencio,
que, aunque cartujo no soy,
tampoco quiero prodigar mi verbo,
razones claras no tengo,
salvo esa que dice, 
que el que mucho habla mucho yerra,
y últimamente, no estoy por eso.
Aprendiendo ando,
con trabajo y constricción,
porque el silencio me lo impongo,
por propia decisión, 
aunque si me comprometo
a enriquecer mi verso,
con ironía, agracejo y pasión
para perfeccionar mi don,
aprender de Góngora y Quevedo,
en sus poéticas luchas,
llenas de sabiduría, ironía,
y a veces con dosis, de buen humor...
evidentemente, no pretendo llegar,
a su genialidad… a tanto no llego,
(Bien lo sabe dios).
¡qué más quisiera yo!, 
que optar a esa dicha,
y entrar en ese pequeño… gran panteón,
de hombres de letras ilustres,
de prestigio reconocido, 
pero creo que…, de momento,
y solo de momento…, va a ser que no.
mi aspiración se queda a la altura de afición,
vamos, que solo es entretenimiento.
Pero si por la boca muere el pez,
quiero ser inmortal y abusar de mi silencio.
que el bello trino se lo concedieron los dioses,
solo a los elegidos, 
aquellos que ponen la voz en su oración,
y con ella llegan al cielo.
Pero cartujo no soy, 
y callar para escuchar y aprender,
es ahora uno de mis deseos,
aprender de las incoherencias humanas
de las miserias ladinas y los pruritos
a veces insaciablemente personales,
de la verborrea anodina, irreflexiva,
de catedráticos de la vida,
dichas en aulas establecidas en lupanares.
Quiero ser ese ciego que ve,
o imagina, disfrutando paisajes,
más que muchos otros con los ojos abiertos
y si me apuras visitando lugares.
Pero cartujo no soy,
y si callo es por estar ausente, 
por estar tranquilo de cosas, 
que ya ni me inquietan
 ni tan siquiera, me transcienden

Acerca de juanmiguelesteban

no dije nunca nada que no quisiera, pero si calle lo que decir no debiera
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Carrusel (8) Cartujo no soy

  1. Rovica dijo:

    👏👏 El poema recitado con tu propia voz ¡GENIAL! 👍👌

    Le gusta a 1 persona

  2. Iñaki de Villa dijo:

    Harto difícil es aprender a vivir cada día… Lo consigue el que ríe.. Me gusta. Salud y saludos

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.